Niepoort 10

Como os decía en otra entrada, me lo regalaron en un viaje a Madeira.
No lo había abierto aun.
Lo he probado y ha sido una muy buena elección para las Frutas en paillote.
Hay un reportaje de Luis Gutierrez en El Mundovino de El Mundo, que os recomiendo. Parece ser que el propietario es todo un “trastornao” de los vinos.
Reproduzco a continuacion un trocito de ese artículo:
Cuando después de cenar copiosamente y haber probado algunos de los mejores vinos del mundo (Château Margaux, Haut Brion, Domaine Leflaive, Raveneau, Vega Sicilia, Finca Dofí…), y algunos saboreaban unos exquisitos habanos, nos sorprendió el amigo Dirk al acercarse a su moto, y aparecer con una botellita (¿37,5 ml?) de vino. Sirvió el contenido de ésta en una gran copa, que fue pasando de mano en mano y de boca en boca, arrancando exclamaciones de sorpresa e incluso auténticos gruñidos de placer, asombro y admiración de los comensales. El vino resultó ser ni más ni menos que un Niepoort Garrafeira de ¡1865! Sí, sí, no nos hemos equivocado de siglo, 1865. (Ahora parece, según nos cuenta el propio Dirk, que era un 1863 y no un 1865… ¡Qué se le va a hacer!) Y no ha sido ésta la única vez que nos ha robado Dirk Niepoort el “show”. Con ese fondo de vinos de la familia de viejas añadas es fácil aparecer a los postres con una botella y dejar sorprendido a todo el mundo, olvidándose de todos los vinos que hasta ese momento se hayan podido probar.