Mermelada de ciruelas rojas

Ingredientes:
 
1,3 kg de ciruelas rojas, dehuesadas
Zumo de 1/2 limón
800 gr de azúcar por Kg. de fruta
 
¿Os acordais de la mermelada de naranja?
Esta es mucho más sencilla.
Los pasos, similares.
 
¡ A por ella!
 

Deshuesamos las ciruelas y las pesamos.
Seguimos la norma de 800 gr de azúcar por cada kilo de fruta.
 
 
En una cazuela, ponemos las ciruelas deshuesadas y les añadimos el zumo de medio limón.
 
 
Pase de batidora. Cocemos a fuego lento, 20 minutos. Removemos de vez en cuando.
 
Vamos añadiendo el azúcar y removiendo.
40 minutos más de coccion.
Es conveniente “desespumar” de vez en cuando.
 
Y ahora… haremos lo que alguien nos dijo…
 
 “El envasado, ese gran desconocido”.

Cuatro pasos. Esterilizar, envasar, precalentar y esterilización final.
Seguir estas instrucciones/informacion, es un acto bajo la responsabilidad de quien lo haga.
No tienen ningun valor sanitario ni científico.
Con esto quiero decir… que cuidadito con las conservas y que vosotros mismos. Así es como yo lo hago.

Esterilizar

Botes nuevos o en buen estado.
Si son nuevos, los hervimos durante 10-12 minutos. Si son viejos, 15-20 minutos.
Una olla grande, con una rejilla en el fondo. Si no tenéis rejilla, podéis poner un trapo, para que al hervir no se golpeen los botes.
Los envases, los dejaremos en la olla cubiertos de agua, hasta que vayamos a emplearlos.

Envasar

Llenaremos los frascos con el producto caliente hasta 1 cm por debajo del cuello en el caso de frutas en almíbar o encurtidos. Mermeladas y jaleas se llenan hasta 1/2 cm por encima del cuello, sin tocar el cuello con las manos.
Removemos el contenido con el mango de una cuchara de palo para sacar el aire.

Precalentar

Se colocan las tapas en los botes/frascos sin apretarlas.
En una olla, con rejilla/trapo en el fondo, se colocan los frascos con agua hasta la mitad de su altura.
Cuando el agua empiece a hervir, dejamos durante 10 minutos.
Pasado este tiempo, se sacan los botes y se colocan sobre una tabla de madera (importante) para que no revienten.
Se levantan las tapas, una a una, para dejar salir el vapor. Se limpia la boca con un trapo estéril y se cierran los botes, rápidamente.

Esterilización final

Se colocan los frascos ya bien tapados en una olla (recordar, rejilla o trapo en el fondo) y se cubren de agua hasta unos 2 cm por encima de las tapas.
El agua debe tener más o menos la misma temperatura que los frascos, para que estos, no revienten.
Tapamos la olla y contamos desde el primer hervor el tiempo necesario para esterilizar el producto. (Ver tabla)

Luego sacaremos los frascos cogiéndolos por el cuello y poniéndolos boca abajo sobre una tabla hasta que se enfríen.

Una vez fríos, si al darles la vuelta vemos que hay paso de burbujas…. ¡Hay que comerlos pronto!. No se ha hecho bien el vacío.
Abombamientos de la tapa, escapes de producto…
Mucho cuidado con esto.
Marcaremos el producto y a guardar en un sitio oscuro y fresco.
Nota:
La informacion de envasado la conseguí de una web que no he vuelto a encontrar. Se llamaba www.promer.cl. La autora es Carla Veldhuyzen van Zanten. Regional Coordinator Andes region (Colombia, Vzla, Ecuador, Peru, Bolivia) at Fairtrade Labelling International (FLO).

Mermelada de naranja y …

Hace ya unos meses, Naranjas Raconas; me hizo llegar una buena cantidad de sus naranjas.
Y que mejor manera de utilizarlas, que haciendo mermelada.
Ingredientes:
2 kilos de naranjas
1 limón
1,5 kg de azúcar
Agua
Vamos a ello.
Pelamos las naranjas, tratando de eliminar todo lo posible la piel blanca.
Reservamos la piel de la mitad de las naranjas y cortamos en juliana, junto con la piel del limón; y las ponemos a hervir 10 minutos, en 1/2 litro de agua.
Escurrimos, ponemos agua nueva, y volvemos a hervir otros 10 minutos.
Cortamos las naranjas a gajos, o troceamos al gusto. Incluso, podemos pasarle la batidora “groseramente”.
En una cazuela grande, ponemos 3/4 de litro de agua, el azúcar, las naranjas troceadas y la juliana de piel de naranja y limón.
Ponemos a hervir y dejamos a fuego, medio, durante 90 minutos.
Removemos de vez en cuando.
Una vez pasado este tiempo, podemos infusionar los sabores. En este caso, preparé, con canela, jengibre, pepitas de chocolate y pimienta con cayena.
En una cazuela, ponemos la mermelada de naranja y añadimos por ejemplo, jengibre. Empezamos por poca cantidad y vamos probando el sabor. Ojo… solo debe ser… “un toque”. Calentamos hasta que hierva. Dejamos enfriar, y listo.
En el caso de la canela. utilicé, en rama. Media caña por bote.
Las pepitas de chocolate, las añadí a la hora de emvasar.
 
(Hice la mezcla y la dejé reposar 24 horas, antes de envasar)
Y ahora viene… cuando cada uno hace lo que “alguien” le dijo…

“El envasado, ese gran desconocido”.
Cuatro pasos. Esterilizar, envasar, precalentar y esterilización final.
Seguir estas instrucciones/informacion, es un acto bajo la responsabilidad de quien lo haga.
No tienen ningun valor sanitario ni científico.
Con esto quiero decir… que cuidadito con las conservas y que vosotros mismos. Así es como yo lo hago.

Esterilizar

Botes nuevos o en buen estado.
Si son nuevos, los hervimos durante 10-12 minutos. Si son viejos, 15-20 minutos.
Una olla grande, con una rejilla en el fondo. Si no tenéis rejilla, podéis poner un trapo, para que al hervir no se golpeen los botes.
Los envases, los dejaremos en la olla cubiertos de agua, hasta que vayamos a emplearlos.

Envasar

Llenaremos los frascos con el producto caliente hasta 1 cm por debajo del cuello en el caso de frutas en almíbar o encurtidos. Mermeladas y jaleas se llenan hasta 1/2 cm por encima del cuello, sin tocar el cuello con las manos.
Removemos el contenido con el mango de una cuchara de palo para sacar el aire.

Precalentar

Se colocan las tapas en los botes/frascos sin apretarlas.
En una olla, con rejilla/trapo en el fondo, se colocan los frascos con agua hasta la mitad de su altura.
Cuando el agua empiece a hervir, dejamos durante 10 minutos.
Pasado este tiempo, se sacan los botes y se colocan sobre una tabla de madera (importante) para que no revienten.
Se levantan las tapas, una a una, para dejar salir el vapor. Se limpia la boca con un trapo estéril y se cierran los botes, rápidamente.

Esterilización final

Se colocan los frascos ya bien tapados en una olla (recordar, rejilla o trapo en el fondo) y se cubren de agua hasta unos 2 cm por encima de las tapas.
El agua debe tener más o menos la misma temperatura que los frascos, para que estos, no revienten.
Tapamos la olla y contamos desde el primer hervor el tiempo necesario para esterilizar el producto. (Ver tabla)

Luego sacaremos los frascos cogiéndolos por el cuello y poniéndolos boca abajo sobre una tabla hasta que se enfríen.

Una vez fríos, si al darles la vuelta vemos que hay paso de burbujas…. ¡Hay que comerlos pronto!. No se ha hecho bien el vacío.
Abombamientos de la tapa, escapes de producto…
Mucho cuidado con esto.

Marcaremos el producto y a guardar en un sitio oscuro y fresco.

Nota:
La informacion de envasado la conseguí de una web que no he vuelto a encontrar. Se llamaba www.promer.cl. La autora es Carla Veldhuyzen van Zanten. Regional Coordinator Andes region (Colombia, Vzla, Ecuador, Peru, Bolivia) at Fairtrade Labelling International (FLO).